1 comentario:

de luz se trata... dijo...

maestro, definitivamente esta libertad es en escencia muy chingona¡